¿Qué impuestos pagan los propietarios no residentes en España?

0
1020
Unrecognizable businessman using calculator to find out income and outcome. He counting company finances. Male hands with pen pushing button at desk. Investment or paperwork concept

En España, se distingue entre un residente y un no residente por el tiempo que este vive en España. Se denomina extranjero no residente a aquel extranjero que vive en España durante menos de 6 meses (183 días). Aclarado esto, vayamos al tema de los impuestos que debes pagar en España. Si eres un no residente y propietario de un inmueble en España tendrás que pagar el Impuesto Sobre la Renta de No Residentes (IRNR) y el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) (tributo de carácter local).

Impuesto Sobre la Renta de No Residentes en España (IRNR)

Rentas imputadas por bienes inmuebles. Este impuesto lo deberán pagar “Los contribuyentes no residentes que sean personas físicas, titulares de inmuebles urbanos situados en territorio español, utilizados para su uso propio no afectos a actividades económicas, o vacíos, están sometidos al Impuesto sobre la Renta de no Residentes por la renta imputada correspondiente a esos inmuebles”. El tipo de gravamen general del IRNR se ha visto reducido en el 2016 y 2017 para aquellos contribuyentes que residen en otro miembro de la Unión Europea, Islandia y Noruega y ha quedado en un 19%. Mientras que para el resto de contribuyentes el tipo impositivo IRNR es del 24%.

Para poder pagar este impuesto tendrás que rellenar el Modelo 210 en tu Declaración de la Renta de No Residentes del 2016. El IRNR se paga durante el año natural y referido al anterior. Es decir, en 2017 pagaremos el IRNR del 2015.

Impuesto Sobre Bienes Inmuebles (IBI)

El IBI es un impuesto local que se debe pagar a los ayuntamientos por tener una propiedad en su municipio. Todos los inmuebles ubicados en un mismo municipio están registrados en el censo con su correspondiente valor, al que se le denomina valor catastral. El coste que tendrás que pagar correspondiente a este impuesto viene determinado por el valor catastral de tu propiedad y el tipo de gravamen que establece el municipio.

El IBI normalmente se paga, aunque esto varía según el municipio, en torno a los meses de septiembre, octubre y noviembre. El ayuntamiento emite cada año un recibo por cada inmueble registrado en el censo, en el que viene especificada la cantidad a efectuar. Asimismo, suele proporcionar un número de cuenta donde poder efectuar el pago y fija los plazos para pagarlo. También se puede pagar en las oficinas de SUMA.

Asimismo, además del IBI tendrás que pagar las tasas de recogida de basura y la tasa de tratamiento de residuos. Tasas que también se pagan al ayuntamiento del municipio donde esté ubicado el bien inmueble. Normalmente, se pueden domiciliar en la cuenta bancaria si se le comunica al ayuntamiento.

Por último, recuerda que si no efectúas el pago de uno o ambos impuestos, se te sancionará y tendrás que pagar los intereses por cada día de retraso en el pago. Se te puede embargar la cuenta del banco y también se te podría acusar de fraude. Por tanto, recomendamos que te informes bien y realices el pago durante los plazos fijados.