La rentabilidad de alquileres en Madrid en el 2017

0
319

Después del boom del 2008 y caída posterior pocas personas podrían esperar encontrar una buena inversión en el mercado inmobiliario español. Las propiedades han caído un 40% desde su punto más alto en 2010, con caídas cada año hasta 2016.

Recuperación del mercado inmobiliario de España

Sin embargo, el final de 2016 y el primer semestre de 2017 han traído los primeros aumentos de precio en el mercado inmobiliario español en 6 años. En el segundo trimestre de 2016 el precio medio de la vivienda en Madrid aumentó un 5,37% a 1.766 € por metro cuadrado. Esto está a la par con la recuperación de la economía española. Fue uno de los más afectados durante la recesión económica en Europa, pero desde el año 2014 ha estado experimentando el mayor crecimiento de todo el continente.

Madrid es la tercera ciudad más grande de Europa pero ofrece un coste de vida relativamente bajo. Dado que muchos españoles poseen su propia casa deja menos hogares para todos los demás. 18-20% de toda la propiedad en Madrid está disponible para el alquiler en comparación con el 35-40% en otras grandes ciudades europeas.

En zonas como Chamartín, Chamberí, Retiro y Salamanca (el corazón de Madrid) los precios por metro cuadrado oscilan entre unos 4.300 € y 5.400 €, o alrededor de 220.000 € a 250.000 €. En los suburbios más bonitos de Madrid como Pozuelo, Las Rozas y Majadahonda, los apartamentos son más baratos, cuestan entre 2.800 y 3.800 euros.

Rentabilidad de las inversiones en Madrid

Contando con varias referencias podemos decir que el rendimiento medio de la inversión en viviendas en Madrid está entre 3,5% y 5%, mientras que algunas de las zonas más rentables alcanzan el 7%. De acuerdo con el portal inmobiliario español, Idealista, el rendimiento medio de alquiler en España en el primer trimestre aumentó un 13 por ciento, frente al 4,7 por ciento del mismo periodo del año pasado.

En un estudio realizado el año pasado, Madrid compartió el mayor rendimiento bruto con Nueva York de las principales capitales.

La ventaja que Madrid tiene sobre Nueva York es su menor coste de vida y menor precio de compra, lo que hace que las oportunidades de inversión sean accesibles a más inversores. Las propiedades más pequeñas están ofreciendo las mejores rentabilidades, sin embargo, este tipo de propiedades tienden a requerir más mantenimiento.

En un segundo estudio, Madrid ocupó el cuarto puesto después de La Haya, Lisboa y Copenhague.

Debido al número de empresas internacionales grandes y pequeñas, así como a las instituciones educativas populares para estudiantes extranjeros, en la capital española siempre habrá muchos inquilinos.